Fauna

Razones para esterilizar a tus mascotas y animales de la calle

Evita la procreación de numerosos gatos y perros que son abandonados o mueren cada año

La esterilización de perros y gatos es un proceso quirúrgico que los médicos veterinarios realizan con el fin de extraer los órganos reproductores de perros y/o gatos, ya sean hembras o machos.

Existen muchos mitos sobre el tema de la esterilización, por ejemplo, que las mascotas se vuelven apáticas o que pierden vitalidad, pero, de acuerdo con la Sociedad Mundial para la Protección de los Animales (world animal protection), la realidad es que son múltiples los beneficios para estos animales: 

Ventajas para las hembras

  • Se disminuye el riesgo del cáncer de mama.
  • Se elimina el celo en las hembras.
  • Debido a que el tracto reproductivo se elimina durante el procedimiento de la esterilización, las hembras ya no están en riesgo de desarrollar una grave infección uterina conocida como piómetra.

Ventaja para los machos

  • Se elimina la necesidad de salir en búsqueda de “novias”, por lo cual se disminuye la probabilidad de que se escapen, que sean atropellados o que terminen en peleas con otros machos.
  • En el perro y el gato macho se disminuye el hábito de marcar territorio con orina.
  • Se estaría reduciendo en gran medida los problemas de próstata, incluyendo posibles cánceres de este mismo órgano a futuro, el cual puede ser fatal.

LEER MÁS: Animal de la calle, tarea de todos | Publicaciones en redes no son suficientes

Este procedimiento no es solo benéfico para las mascotas, también para animales callejeros, pues evita la procreación de numerosos gatos y perros que son abandonados o mueren cada año.

Además, la esterilización es una forma de control de rabia y otras enfermedades zoonóticas que pueden afectar al ser humano.

De acuerdo con la Sociedad Mundial para la Protección de los Animales, una hembra canina puede tener en promedio entre 5 y 6 cachorros en un parto. Y dependiendo de la hembra, esta puede quedar preñada hasta dos veces al año. 

De ahí la importancia de realizar las campañas gratuitas de esterilización de perros y gatos.

Como dato histórico, en México, fue en la década de los años 90 cuando nació el interés del control de la reproducción de perros, pues iniciaron las Semanas Nacionales de Vacunación Antirrábica Canina y se comenzó a notar un aumento en el número de perros vacunados.

Esto, de acuerdo al portal de Gobierno de México, propició un diálogo entre Organizaciones de la Sociedad Civil y  Escuelas de Medicina Veterinaria, lo que concluyó en la esterilización como una estrategia para estabilizar el crecimiento poblacional.

De forma gradual se fueron sumando el resto de los Estados, aumentando la cantidad de perros esterilizados, hasta que en 2016, por primera vez se llevó a cabo la semana nacional de esterilización quirúrgica canina y felina, con la participación de 30 entidades (sin participación de Hidalgo y Yucatán).

LEER MÁS: Huskys: de la novedad… al abandono y el maltrato

Actualmente, estas campañas de esterilización de bajo costo se llevan a cabo por autoridades municipales de la mano con organizaciones de la sociedad civil.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo