Salud

Cabalgó tres horas para que su hijo fuera atendido en un hospital

Al vivir en la comunidad Los Ángeles, Pueblo Nuevo, Durango, donde no hay un solo servicio médico, Omar, el papá del niño, vivió una odisea para que su hijo recibiera atención médica

Fue alrededor de las 4:00 de la madrugada cuando un niño de 3 años de edad fue picado en dos ocasiones por un alacrán.

Al vivir en la comunidad Los Ángeles, Pueblo Nuevo, Durango, donde no hay un solo servicio médico, Omar, el papá del niño, vivió una odisea para que su hijo recibiera atención médica.

Omar narró al secretario de Salud Cuitláhuac González Galindo, que al ser tan alejada su comunidad y al no tener caminos que la comuniquen con otros poblados, tuvo que cabalgar durante 3 horas hasta llegar a La Rastra, una comunidad ubicada en la zona serrana del municipio de El Rosario, ahí necesitó rentar un vehículo cuyo propietario le cobró 2 mil pesos por hacerle el favor de llevar a su hijo hasta El Rosario, trayecto que duró otras 3 horas.

Mientras tanto, a su hijo ya le estaba haciendo efecto el veneno del alacrán.

Fueron alrededor de 6 horas las que transcurrieron hasta que el niño obtuvo atención médica en el  Hospital Integral de El Rosario.

Este caso fue encontrado por el secretario de Salud en Sinaloa, Cuitláhuac González Galindo, durante el recorrido que hizo en diferentes instalaciones de la zona sur del Estado ante el inminente impacto del Huracán Orlene, donde también encontró que el Hospital Integral de El Rosario, además, de problema de infraestructura, tiene deficiencias de personal y equipamiento, y requiere de “intervención quirúrgica mayor”.

LEER MÁS: Sinaloa elimina el uso obligatorio de cubrebocas

Por suerte, el niño superó la crisis y pidió unos tacos para comer, pues no había comido desde el día anterior.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo