Migración

Estados Unidos expulsará a migrantes venezolanos a México

El gobierno de Biden puso en marcha un programa con el que únicamente permitirá a los venezolanos ingresar legalmente a su territorio por vía aérea, desde este 12 de octubre dejó de recibirlos a través de su frontera con México

MIGRANTES VENEZOLANOS EN FILA PARA ENTREGARSE A OFICIALES DE LA PATRULLA FRONTERIZA EN EL PASO, TEXAS. SEPTIEMBRE 2022. FOTOGRAFÍA: REY R.JAUREGUI / LA VERDAD

MIGRANTES VENEZOLANOS EN FILA PARA ENTREGARSE A OFICIALES DE LA PATRULLA FRONTERIZA EN EL PASO, TEXAS. SEPTIEMBRE 2022. FOTOGRAFÍA: REY R.JAUREGUI / LA VERDAD

POR VERÓNICA MARTÍNEZ / LA VERDAD Y CYNDY RAMÍREZ / EL PASO MATTERS

El gobierno de Estados Unidos anunció que expulsará a México a los migrantes venezolanos que crucen de manera irregular la frontera por vía terrestre, como parte de un programa con el que busca controlar la migración desde Venezuela a través del otorgamiento de un mayor número de visas de trabajo.

“Con vigencia inmediata, los venezolanos que ingresen a Estados Unidos entre puertos de entrada, sin autorización, serán devueltos a México”, anunció Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) en un comunicado.

La nueva política migratoria es parte de un plan que contempla recibir a los venezolanos solo por la vía aérea. Hasta el 11 de octubre los venezolanos estaban protegidos de deportaciones por el programa Estatus de Protección Temporal (TPS), ahora será retornados a México bajo el Título 42, un decreto de salud pública puesto en marcha por la administración Trump al inicio de la pandemia de COVID-19.

LEE MÁS: De frontera a frontera, flujos migratorios de Chiapas a Tijuana

Se prevé que la nueva medida vigente desde este 12 de octubre tenga implicaciones en Ciudad Juárez, que desde principios de septiembre se convirtió en un punto de cruce masivo de venezolanos que puso en crisis a El Paso, Texas.

Migrantes venezolanos en fila para entregarse a oficiales de la Patrulla Fronteriza en El Paso, Texas. Septiembre 2022. Fotografía: Rey R.Jauregui / La Verdad

Tras el anuncio del gobierno estadounidense, México dio a conocer que aceptará a los venezolanos retornados por la frontera norte, sin mencionar algún programa de ayuda para las comunidades fronterizas que verán un aumento en los migrantes expulsados con albergues llenos o casi al tope de su capacidad.

A través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el gobierno de México solo informó que las personas migrantes que se encuentran en territorio mexicano deberán comprobar su ingreso a México previo al 12 de octubre a fin de poder solicitar de manera ordenada su acceso a Estados Unidos desde nuestro territorio nacional.

La oficina de DHS mencionó que este programa busca reducir el número de personas procedentes de Venezuela que llegan a la frontera sur de Estados Unidos a solicitar asilo y garantizar un proceso de migración “más ordenado seguro, regular y humano”.

“Estas acciones dejan claro que hay una forma legal y ordenada para los Venezolanos para entrar a los Estados Unidos y la entrada legal es la única forma”, dijo el secretario de seguridad nacional, Alejandro Mayorkas.

Autoridades estadounidenses prevé otorgar el acceso de 24 mil personas migrantes de nacionalidad venezolana, detalló DHS, agregando que los solicitantes no deberán intentar ingresar a Estados Unidos por la frontera con México.

“Esta decisión proporcionará una descompresión muy necesaria mientras manejamos esta crisis humanitaria para que podamos tratar a cada individuo con compasión mientras cumplimos con la ley, y como a todos nos gustaría ser tratados”, dijo el alcalde de El Paso, Oscar Leeser en un comunicado.

El número de venezolanos que duermen en las calles de El Paso, Texas, cerca de la Terminal Greyhound en el Centro, va en aumento. El lunes 12 de septiembre, un grupo de hombres agradeció ciudadanos por dejar alimentos y otros bienes, incluidos colchones. Fotografía: Cindy Ramírez / Archivo- El Paso Matters

El plan para devolver a los migrantes venezolanos a México marca un cambio radical para la administración Biden, que había criticado políticas similares de la administración Trump.

Biden puso fin a la política de “Quédate en México” de Trump y la administración ha dicho que quería eliminar el Título 42, sin embargo los tribunales han bloqueado los intentos de limitar su implementación.

Los grupos pro migrantes paseños recibieron con beneplácito el anuncio de que la administración Biden usaría un proceso de libertad condicional humanitaria para permitir que hasta 24 mil venezolanos ingresen legalmente al país. Pero fueron muy críticos con el plan de utilizar la política de expulsión del Título 42 para hacer retroceder a los solicitantes de asilo en la frontera.

“Sin duda, esto afectará de manera desproporcionada a los venezolanos que no tienen vínculos estrechos con Estados Unidos, pero que, sin embargo, merecen el debido proceso y protección”, dijo Krish O’Mara Vignarajah, presidente y director ejecutivo del Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados. “Que sus expulsiones estén encubiertas por preocupaciones de salud pública solo unas semanas después de que el presidente Biden declarara que la pandemia había ‘terminado’ es profundamente inquietante”.

LEE MÁS: Altar, epicentro del tráfico de migrantes

EXIGEN PATROCINADORES EN ESTADOS UNIDOS

De acuerdo con la información del gobierno de Estados Unidos, el nuevo programa descalifica a las personas que se encuentren actualmente en situación de movilidad irregular al rechazar a aquellos que hayan sido retornados desde Estados Unidos en los últimos cinco años y a quienes crucen entre los puertos de entrada sin autorización o que hayan transitado de forma irregular a México o Panamá a partir de este 12 de octubre.

Las personas venezolanas que ya cuenten con estatus de refugiado en algún otro país tampoco podrán aplicar al programa, se dio a conocer.

Para poder ser elegibles, los solicitantes deberán de contar con alguna persona u organización en Estados Unidos dispuestos a apoyarlos económicamente, pasar las investigaciones de seguridad y de antecedentes requeridas además de cumplir con el esquema de vacunación.

La reciente llegada de personas venezolanas a El Paso agotó los recursos de esta ciudad ya que gran parte de esta población migrante no contaba con familiares o redes de apoyo en los Estados Unidos que apoyaran con gastos de transporte. La ciudad reportó un total de 12 mil 552 personas transportadas a las ciudades de Nueva York y Chicago desde finales de agosto y un total de 17 mil 331 personas atendidas en el Centro de Bienvenida a Migrantes.

Estados Unidos y Venezuela no han tenido relaciones diplomáticas formales desde 2019.

Venezuela se ha negado a aceptar a sus ciudadanos expulsados ​​bajo el Título 42 por Estados Unidos, y México se había negado aceptar venezolanos hasta ahora que abrió la puerta a los expulsados.

Migrantes caminan junto al muro de Estados Unidos con Ciudad Juárez luego de cruzar el río Bravo.
Fotografía: Rey R. Jauregui/ La Verdad

CIUDAD JUÁREZ RECIBIRÁN A EXPULSADOS CON ALBERGUE CASI SATURADOS

Quienes intenten cruzar la frontera sur de Estados Unidos de forma irregular también serán descalificados para el programa en el futuro, declaró Mayorkas. En referencia a este programa de autoridades estadounidenses, México permitirá que personas venezolanas sean retornadas de Estados Unidos a territorio mexicano y continuara recibiendo personas migrantes a través del Título 42, declaró la SRE en un comunicado de prensa.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza reportó hasta un promedio de mil 962 encuentros diarios en la última semana. Un flujo similar de personas venezolanas siendo retornadas a Ciudad Juárez podría agotar los recursos de los albergues en Ciudad Juárez que ya se encuentran en 80 por ciento de ocupación, según cifras brindadas por la oficina de la Organización Internacional para las Migraciones en Ciudad Juárez.

El programa de asistencia humanitaria para venezolanos es parte de las acciones para atender la migración irregular que impacta a los países latinoamericanos, anunció DHS. Este contempla un aumento de 64 mil 716 visas para trabajadores temporales no agrícolas. Esta cantidad es adicional a las ya disponibles para el año 2023 que ya habían llegado a su tope de 66 mil solicitudes anuales el mes pasado.

“En un momento de crecimiento récord de empleos, estas nuevas visas al inicio del año fiscal permitirán que negocios puedan planear sus necesidades durante la temporada de mayor demanda laboral”, dijo Mayorkas.

De estas visas adicionales, la agencia federal detalló que 20 mil estarían destinadas para personas Honduras, Guatemala, El Salvador y Haíti. El resto de las visas disponibles serán asignadas para trabajadores que retornen al país solicitando de nuevo una visa H-2B o que hayan recibido ese estatus en los últimos tres años.

“Ambos gobiernos reiteran su respaldo a mecanismos de cooperación internacional para el desarrollo, a fin de brindar oportunidades directamente a las comunidades de origen de las personas migrantes”, anunció la SRE.

LEE MÁS: Una familia, tres generaciones, diversas identidades: “Oaxacalifornia: el regreso”

En conjunto con esta expansión de visas laborales, el Departamento de Seguridad Nacional anunció que trabajarían en conjunto con el Departamento de Trabajo para implementar mecanismos de protección para los trabajadores estadounidenses y extranjeros por igual.

***

Este contenido fue publicado originalmente por La Verdad Juárez y El Paso Matters. Puedes consultar el original aquí.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo