Artes

GENTE CHILA: Doptera, regalos de la naturaleza

Karla García crea cuadros de composiciones botánicas e insectos

Karla García nunca pensó que su gusto por recolectar plantas e insectos pudiera transformarse en un emprendimiento creativo.

Producto de las prácticas de campo de su carrera en biología, la joven culichi empezó a recolectar plantas en sus libros de texto y, al tener a la mano materiales para hacer vitral decidió utilizarlos, pero para resguardar las plantas prensadas en sus libros entre cristales.

El resultado fueron cuadros de composiciones botánicas que pronto llamaron la atención de sus amigos y conocidos, quienes la animaron a lanzar estos productos a la venta.

LEE MÁS: Llama Jardín Botánico Culiacán a sembrar especies adecuadas en las ciudades

Así fue como nació Doptera.

FOTO: Hanna Corvera

“Nunca pensé en venderlos, nunca me pasó la idea, pero a la gente le empezó a gustar. Subía historias en Instagram, en WhatsApp y mis amigos me decían que si vendía y cosas así, y pues me decidí”, cuenta sobre el inicio de su emprendimiento.

Tal vez por el clima caluroso y el tipo de flora nativa es que en Sinaloa no existen muchos proyectos alrededor del prensado decorativo de plantas; además de Doptera, Karla cuenta a otras dos personas en Culiacán que también trabajan esta técnica, pero de manera más paulatina. Al contrario, añade, en el centro y sur del País existen proyectos de este tipo “por montones”.

“En el norte casi no hay flores, como es mas desértico, siento que no hay tanta oportunidad”, lamenta. Pero es justo este detalle el que invita a Karla a crear una disciplina alrededor de sus recolecciones.

La joven cuenta que, mientras por un lado compra algunas de las flores que prensa en diversas floristerías de la localidad, trata también de conseguir la mayoría de su ‘materia prima’ a través de recolecciones o de flores de su mismo jardín.

“Voy a floristerías a comprar flores que no se dan aquí con mucha facilidad (…) pero mi objetivo principal es que sean plantas regionales de aquí, plantas endémicas o de mi propio jardín pues”, indica.

Respecto a las mariposas e insectos que también forman parte de sus cuadros, indica que estos siempre son especímenes encontrados ya muertos o donados por conocidos que conocen su trabajo. “Es el objetivo también, que siempre estén muertos o que sean donaciones que me regalan”.

Este es un elemento importante para Karla que, al estudiar biología, reconoce la importancia de la flora y fauna local para el equilibrio ambiental, aspecto que también agradecen gran parte de sus clientes, por lo general personas amantes de la naturaleza.

“El sector que se acerca a mi suelen ser personas que les encanta la botánica, la naturaleza (…) me ha tocado personas que incluso no nada más les gustan porque son bonitas sino porque tienen un conocimiento un poquito más profundo sobre las especies”, explica.

LEE MÁS: Enlistan en libro a flora nativa y naturalizada de Sinaloa

FOTO: Hanna Corvera

A poco más de un año de haber iniciado con Doptera, Karla evalúa que el proyecto le ha dado diversas satisfacciones, la principal: el poder financiar sus estudios sin necesidad de tener un trabajo extra. Pero además de esto, también la posibilidad de conocer otros proyectos y personas que comparten su gusto por crear y su pasión por la naturaleza.

“Siento que Doptera me ha dado muchas cosas (…) yo me vi vendiendo diseños de plantas, que me estaba yendo bien de eso y me dio oportunidad de darme cuenta de que sí puedes disfrutar de lo que haces y ganar dinero de eso, cuenta.

LEE MÁS: Llama Jardín Botánico Culiacán a sembrar especies adecuadas en las ciudades

“Estoy muy entusiasta, no es un proyecto que quiera parar. Este año me ha servido para aprender, para agarrar experiencia, porque la verdad suena muy bonito, pero si ha batallado mucho”.

FOTO: Hanna Corvera

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo