Culiacán

Galería | Los relojes públicos de Culiacán siguen marcando el tiempo

Cuando los relojes de pulsera o de bolsillo todavía se consideraban un accesorio de lujo para la mayoría de la población, era mediante los relojes públicos que las personas podían concebir el tiempo.

Cuando los relojes de pulsera o de bolsillo todavía se consideraban un accesorio de lujo para la mayoría de la población, era mediante los relojes públicos que las personas podían concebir el tiempo. Hoy en día con el alcance de los dispositivos móviles esta medición a generado que ya no volteemos tanto hacía los relojes de la ciudad que se han convertido en monumentos.

Durante mucho tiempo fueron las iglesias y catedrales católicas de garantizar la marcación de las horas, esto debido a la gran influencia que dicha institución jugó en la vida social de las personas y sus actividades.

Conforme las sociedades fueron secularizándose y los trabajos exigían una organización cada vez más rigurosa, fue más común observarlos en lugares cívicos como mercados, plazas públicas, en los ayuntamientos, en las universidades.

La fiebre por el progreso económico de principios de siglo XX obligó a los gobiernos a que no hubiera lugar para dudas: la reglamentación del ocio, los horarios del comercio, las salidas y llegadas del transporte colectivo, entre muchas otras actividades.

Por este motivo, en Espejo quisimos destacar los relojes monumentales que se ubican en los espacios públicos de Culiacán, informando que el primero de ellos en marcar el tiempo durante muchos años para los culiacanenses fue el de catedral instalado en 1881.

Cabe señalar que el reloj original de la Catedral de Culiacán actualmente se encuentra funcionando en el nuevo seminario.

Reloj del Mercado Garmendia

Por varias décadas los culiacanenses exclusivamente podían concebir el tiempo a través del instalado en la catedral, no fue hasta 1946 que el segundo reloj público apareció en el Mercado Garmendía.

Reloj del Edificio Central de la Universidad Autónoma de Sinaloa

Seminario Diocesano de Culiacán

Reloj del Club Rotario del Parque Revolución

Dicho reloj que se ha convertido en un ícono de Culiacán fue construido en la década de los setentas gracias a las gestiones del empresario Eustaquio de Nicolás Vera como integrante del Club Rotario de Culiacán.

Reloj iglesia del “Padre Cuco” en la colonia Las Quintas

Reloj de la Parroquia San José en la colonia Los Pinos

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo