Reflexiones

Iniciativa Sinaloa

Con iniciativa | Contrataciones públicas de Sinaloa: un dolo constante

Las contrataciones públicas siguen plagadas de riesgos de corrupción e irregularidades desde la planeación

Por Marlene León, directora de Iniciativa Sinaloa, A.C.

La semana pasada en Sinaloa, las autoridades hicieron del conocimiento público dos hechos inadmisibles, la compra de lámparas no entregadas y el hallazgo de medicamentos caducados.

Aunque se trataron de casos particulares, ambos tenían como elementos en común, irregularidades y posibles hechos de corrupción en sus procesos de contratación pública desde la planeación hasta la entrega-recepción.

Para el caso de los medicamentos, que fueron encontrados ya caducados en los almacenes de los Servicios de Salud de Sinaloa, el Gobernador Rubén Rocha Moya confirmó que por ellos se había realizado un pago por 30 millones de pesos. Por su parte, el secretario de Salud Cuitláhuac González Galindo, mencionó que de esta cantidad las farmacéuticas repondrán el equivalente a nueve millones de pesos.

LEE MÁS: Se recuperarán 9 mdp en medicamentos caducados, informa Cuitláhuac González

Esta situación resulta lastimosa porque entre el medicamento que expiró se encontraban los de uso oncológico; uno de los más demandados por la ciudadanía y al mismo tiempo de los más ignorados por las autoridades. Estos eran Axitinib, Alopurinol, Fulvestran y Cisaprida, es decir, tratamiento para el cáncer.

Respecto a la compra de las luminarias, se expuso que el Gobierno del ex gobernador Quirino Ordaz Coppel las adquirió durante su último año por 12 millones de pesos, de los cuales se pagó 10 millones, pero hasta el momento no se había cumplido con la instalación por parte de la empresa Azteca Lighting.

Estas situaciones no deben de quedar solo en el señalamiento público por parte de las autoridades, es necesario que se identifiquen los lineamientos violados, se investigue a las personas que permitieron que esto sucediera, se les sancione y se les exija la reparación del daño.

¿Quiénes solicitaron las compras?,¿fueron justificadas y motivadas las adquisiciones? ¿bajo qué modalidad se adquirieron?. Si fuera el caso, ¿bajo qué excepción a la licitación pública se realizaron?, ¿quiénes fueron los servidores públicos que autorizaron las compras?¿se verificó la entrega- recepción en los plazos pactados?, etc.

Para el Gobernador Rubén Rocha, no cree que haya dolo en asunto del medicamento caduco. Lo que queda claro es que cuando se trata del destino de recursos a la atención de víctimas y grupos vulnerables, éste siempre está presente.

Si se permite que esta situación quede únicamente en el reemplazo del medicamento y en una demanda en contra de la empresa por incumplimiento, estamos expuestos a que estas prácticas se repitan de nuevo.

Lo que ocurrió, sirvió para exhibir cómo las contrataciones públicas siguen plagadas de riesgos de corrupción e irregularidades desde la planeación.

LEE MÁS: Azteca Lighting, la empresa de luces consentida de Sinaloa

Es necesario que las autoridades hagan una real labor de vigilancia y fiscalización en el manejo y destino de los recursos públicos, no solo de la anterior administración, sino también de la actual.

¿Cuántos casos similares habrá y estarán ocurriendo en estos momentos?.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo