Reflexiones

Alejandra Maytorena Güémez

La mariposa monarca, eslabón clave del ecoturismo en México

La recuperación de la mariposa monarca y su ecosistema podría ser aun mayor si se combatiera el aumento de tala indiscriminada en la zona de hibernación

Desde 1972, la UNESCO definió que alrededor del planeta existen sitios con valor universal excepcional para la humanidad, por lo que deben ser preservados como patrimonio de a humanidad. En la actualidad, se cuenta con 1,121 sitios considerados patrimonio de la humanidad, de los cuales 869 son culturales, 213 naturales y 39 mixtos. México ostenta el séptimo lugar en el mundo con 34 sitios con estas características, siendo también el primer lugar en el continente americano. Entre esos más de 30 sitios, destaca la Reserva de Biósfera de la Mariposa Monarca, inscrita en esta fascinante lista desde 2008… una riqueza en muchos ámbitos para nuestro país que podría desaparecer si no tenemos cuidado.

Para nuestros antepasados, la magia se encontraba en todas partes, pues el espíritu de los dioses se encontraba en distintos seres vivos y objetos. Por ello, contaban con símbolos de belleza y esplendor en algunos de los elementos más tradicionales del país, los cuales eran incluidos en las cosmovisiones de las distintas civilizaciones que existieron durante siglos antes de la llegada de los españoles. Como resultado, podemos ahora observar vestigios culturales en los que se evidencia deidades con rasgos de jaguares, murciélagos y, por supuesto, las emblemáticas mariposas, que predominaban entre los grupos de antaño.

Además de representar la transformación constante del universo, las mariposas solían interpretarse como mensajeras divinas, portadoras de secretos y deseos entre su revoloteo lleno de color y vida.

FOTO: Carlos Adampol

Ahora, es sencillo entender qué inspiraba a los antiguos pobladores de nuestro territorio cuando presenciamos el bello espectáculo del poderío de la naturaleza de la migración de estas criaturas, especialmente la mariposa monarca. 

LEE MÁS: Mariposa cuatro espejos tendrá buena temporada de reproducción

El territorio de México se encuentra dentro de la ruta de la mariposa, que entre los meses de noviembre y marzo prolifera en nuestros bosques con cada vez más abundancia en su tránsito hacia el norte del continente.

De hecho, la temporada 2021-2022 se vio caracterizada por un crecimiento de 35% de la presencia de esta especie en bosques del Estado de México y Michoacán, con al menos 10 colonias ocupando más de 2.8 hectáreas, comparado con 2.10 hectáreas del año anterior. Para los expertos, esto significó excelentes noticias para la capacidad de estos lepidópteros de adaptarse a climas más cálidos de lo habitual, señalando más oportunidades para la supervivencia de la mariposa frente a los retos que supone el cambio climático y la afectación de su hábitat, además de una recuperación de esta hermosa especie que aporta en mantener el equilibrio de nuestros ecosistemas.

La recuperación de las mariposas, así como de otras especies, dependen en gran medida de las Áreas Naturales Protegidas, que se distribuyen en nueve regiones del país y permiten espacios donde se mantiene la naturaleza en su esplendor sin intervención de la actividad humana.

Tenemos más de 180 áreas protegidas tanto en la superficie terrestre como en la marina.

Estas zonas son una excelente opción para realizar actividades de ecoturismo, con responsabilidad y cuidado por el medio ambiente de tal forma que no dejemos huella en los lugares que visitamos, además de que se han vuelto parte de una tendencia de turismo entre la población más joven que busca viajar de manera sustentable tanto para su economía como para el medio ambiente.

De hecho, la temporada de la monarca que acabó en mayo de este año, registró 132% más visitantes a la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca que el año anterior, en lo cual también tuvo que ver la preferencia por los turistas de visitar lugares abiertos luego del aislamiento por la pandemia. Esto generó una derrama económica positiva para las comunidades de la zona, que se calcula superó los 11.6 millones de pesos, además de que ayuda a reforzar las medidas de protección y rehabilitación de las zonas naturales protegidas.

FOTO: Carlos Adampol

La recuperación de la mariposa monarca y su ecosistema podría ser aun mayor si se combatiera el aumento de tala indiscriminada en la zona de hibernación, que se reportó que aumentó en 4.5% en el año, si bien esto se vio compensado por una menor pérdida total de árboles por incendios, sequías o plagas. El panorama es esperanzador, pero no se debe quitar el dedo del renglón.

Como individuos, podemos poner de nuestra parte visitando, consumiendo lo local para apoyar a los pobladores y promoviendo un sentido de responsabilidad con los seres vivos con los que compartimos este pedazo del planeta.

LEE MÁS: La Cofradía: La puerta de entrada a Narnia se abre para los culichis

Es un tesoro vivo, un espectáculo que puede evocar en nosotros una conexión con la historia de nuestro país, además de ser una magnífica oportunidad de romper con la rutina de la vida en la ciudad y, de paso, apoyar a los cientos de familias cuyas actividades productivas se relacionan con la visita y protección de este maravilloso insecto. Adicionalmente, la visita a los santuarios, especialmente en la temporada de noviembre a marzo, es un recordatorio ideal de la importancia de proteger la biodiversidad y de honrar a la naturaleza a nuestro alrededor, reconociendo que, por más avances científicos y tecnológicos que logremos, sin ella, estamos condenados a una triste y gris extinción.

Abiertos Santuarios de la Mariposa Monarca (2015)” by SEMARNAT is marked with Public Domain Mark 1.0.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo